sábado, 10 de julio de 2010

Un cuento de la antología de cuentos aragoneses

Como os hemos ido diciendo en anteriores post, estamos preparando un libro monumental de más de 800 páginas (que tendrá que salir en dos volúmenes) con el Catálogo de cuentos folklóricos de Aragón, la edición está a cargo de Carlos González Sanz y lleva trabajando en ella cosa de dos años (más todos los que lleva recogiendo y catalogando cuentos). El título de esta colección de cuentos es De la chaminera al tejao.
En el libro resulta muy interesante ver la riqueza de las hablas aragonesas y comprobar la pervivencia de los cuentos tradicionales por todo Aragón. Además incluye algunos cuentos raros y muchos, muchos cuentos muy divertidos.
Como muestra aquí os dejo este botón.
Saludos

ATU 1359

Husband Outwits Adulteress and Lover


Cura y casada

(variante de ATU 1359, Cf. ATU 1730)

Había una vez en un pueblo una señora muy guapa, de la cual se había prendado el cura. Y siempre que pasaba por su lado le decía:

—María, triqui.

Claro, tantas veces "María, triqui", tantas veces "María, triqui", que la otra al final se lo dijo a su marido. Llega su marido y le dice:

—Cuando te diga "María, triqui" le contestas tú: "Padre cura, traca"— ice —. Te pedirá cita y hora; se la das, que venga, que le vamos a preparar un... un buen recebimiento.

Y efectivamente, al día siguiente o a los dos días, pasa por al lao de ella el cura...

—María, triqui.

La María se vuelve y le dice:

—Padre cura, traca.

—¿A qué hora, a qué hora?

Dice:

—A tal hora en el patio de mi casa.

Bien, sigue la cosa así y el cura por la noche estuvo todo el día en brasas, y cuando llega por la noche a la hora que él había... se había citao con la señora, se dirige el cura a la casa, entra al patio (que estaba la puerta entreabierta) y se mete adentro; pero en el patio estaba el marido y un par de criaos que tenía, lo agarran al cura y lo atan a una columna, lo desnudan.

El cura, que estaba en forma, y pa rebajale aquella enfermedá que tenía y aquel bulto que el cura llevaba [ríe], me sacan un ternero que estaba mamando.

Bueno, el ternero que se creó que era la ubre de su madre, empezó, ¡una forma!, que le pegó una paliza al cura de no te menees; y allí estuvieron, el ternero, ¡lo menos una hora!

A lo último se quedó el cura deshecho; se marchó. Y al día siguiente se encuentra con la María... [ríe] y entonces la María le dice:

—Padre cura— ice —, traca.

Dice:

—¡Ni triqui, ni traca, el que quiea mantenese novillos que se compre una vaca! [ríe]


Archivo de Tradición Oral de Aragón, CV-18 67. José Arruga Jiménez, natural de Sádaba (Zaragoza). Entrevista realizada por Luis Miguel Bajén y Mario Gros el 27 de marzo de 1993.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada